42 chicos intoxicados por viandas en mal estado en una escuela porteña


Padres de colegios de la ciudad de Buenos Aires denunciaron intoxicaciones de alumnos tras consumir la comida del comedor proporcionada por una empresa tercerizada por el gobierno porteño, y dos diputadas pidieron informes a la Legislatura por este hecho.


Laura Baliner, integrante de la cooperadora dela escuela primaria numero 14 Ernesto Padilla, del barrio porteño de Caballito, explicó en diálogo con Télam que solo en ese establecimiento «identificamos 42 alumnos con vómitos, diarrea y fiebre».

«El martes al mediodía los chicos comieron un medallón de verdura con arroz blanco; ese mismo día a la tarde algunos empezaron a sentirse mal y llamaron a sus padres para que los retiren, pero la mayoría se empezó a sentir mal a la noche, cuando los síntomas se profundizaron», explicó la madre de dos alumnos de sexto grado.

Según la mujer «al notar tantos casos similares» miembros de la cooperadora hicieron un relevamiento «y se constataron 42 estudiantes con los mismos síntomas, que describen una intoxicación alimenticia».

Baliner explicó que los directivos del establecimiento hicieron la «denuncia correspondiente en la Supervisión de escuelas, donde se abrió el camino institucional» y que, por su parte los padres, realizaron «una denuncia en Anmat» (la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica).

Asimismo, explicó que la empresa concesionaria a cargo de las viandas escolares, contratada por el Gobierno de la Ciudad es Lamerich S.A. y que «no hay opción, no permiten a los alumnos lleven su propia comida, precisamente para evitar este tipo de inconvenientes y que alguno consuma algo en mal estado y se culpe a la escuela».

Télam tomó conocimiento de otras denuncias de chicos intoxicados en las escuelas Joaquín V. Gonzalez (número 14); Andrés Ferreyra (número 1); Uriburu, todas del distrito escolar 7 y también en la escuela 5, Úrsula Llames de Lapuente del barrio porteño de Palermo.

Por su parte, este jueves por la mañana las legisladoras María Bielli y Ofelia Fernández, del Frente de Todos, presentaron dos proyectos para que el gobierno porteño entregue detalles sobre la denuncia realizada por la comunidad educativa de la primaria Ernesto Padilla.

Según señalan las diputadas, los chicos «se intoxicaron luego de almorzar tarta de verduras en el comedor del establecimiento» y denunciaron la «falta de control y sanciones sobre las empresas que concesionan el servicio de comedor en las escuelas».

Bielli y Fernández apuntan tanto al gobierno porteño como a la empresa proveedora del servicio que, según denuncian, ya contaba con «dos multas del gobierno de la Ciudad» pero se le renovó «la prestación de servicios hasta el 2020 por más de $ 613 millones» de pesos.

«Falta control y sanciones sobre las empresas que concesionan el servicio de comedor en las escuelas. Lamerich es la segunda empresa proveedora del servicio alimentario en escuelas, Larreta debería cuidar la salud de les niñes no los beneficios de las empresas», afirmó Bielli.

Además, sostiene que la comunidad ha denunciado que «los análisis de bromatología correspondientes a los alimentos se encontraban a cargo de la misma empresa concesionaria».

«La ciudad más rica del país no puede ni pensar en educar porque tiene que mandar a los pibes al hospital por la comida podrida que reparten», expresó la diputada Ofelia Fernández.

DEJANOS TU COMENTARIO