Ambiente participó de un gran operativo para trasladar un cóndor


El operativo terrestre del ave desde La Rioja hasta Mendoza, pasando por San Juan requirió un gran despliegue de logística. El cóndor juvenil será preparado para luego ser liberado en un ambiente natural.


El pichón de cóndor nació a fines de octubre del 2019, en el Centro de Rescate y Preservación Yastay, en la provincia de La Rioja.

En la vida silvestre, los adultos alejan su cría para poder generar nueva vida, el pichón de cóndor andino, fue emancipado de sus padres para completar su desarrollo y permitir que la pareja se prepare para una nueva temporada reproductiva.

Los pichones sin experiencia de vuelo, incorporados en el Plan Integral de Conservación Cóndor Andino de Argentina (PCCA), se unen a otros ejemplares de su misma categoría de edad, para formar bandadas que pueden ser liberadas en ambientes naturales.

El complejo protocolo de liberación del cóndor, exigía que el pichón de Yastay sea derivado inmediatamente a condiciones de aislamiento humano, para evitar que se familiarice con nuestra especie.

Para ello, respetando las estrictas condiciones de aislamiento social que impone el estado de pandemia, se concretó un enorme operativo de traslado desde el Centro de Rescate y Preservación Yastay en La Rioja, hasta el Centro de Conservación y Manejo de Fauna de SOS Acción Salvaje, en San Carlos, Mendoza.

Para concretar el traslado, que habitualmente son transportados en avión, fue conformado un equipo técnico integrado por representantes del Centro de Rescate y Preservación Yastay, la Secretaría de Ambiente de La Rioja, la Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable de San Juan, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial de Mendoza, Ecoparque Buenos Aires, SOS Acción Salvaje, Fundación Cullunche y Fundación Bioandina Argentina, esta última tuvo a su cargo coordinar el complejo operativo.

En los límites interprovinciales de La Rioja, San Juan y Mendoza, los equipos técnicos se unieron y para asegurar el traslado del pichón.

Tres provincias intervinieron, más de 1.870 km de rutas fueron necesarios recorrer, para garantizar el traslado de este ejemplar.

El cóndor, especie endémica de Sudamérica, ocupa un lugar irremplazable en el ambiente. Como carroñeros, al alimentarse de animales muertos, limpian los campos de posibles focos de infección, ayudando a mantener el delicado equilibrio ecológico. Además, la especie ocupa un lugar insustituible para las culturas originarias quienes lo consideran un nexo sagrado en su cosmovisión.

 

DEJANOS TU COMENTARIO