ARGENTINA || El Gobierno pagará en cuotas parte de los aguinaldos de los estatales de salarios más altos



Les anticiparon que será abonado en tres cuotas para quienes cobran más de 80.000 pesos. Podría replicarse el esquema en las provincias y municipios. UPCN ya rechazó la medida y prepara un fuerte pronunciamiento, mientras que ATE se reunirá mañana en medio de un gran malestar.



El Gobierno decidió pagar en tres cuotas el aguinaldo de los trabajadores estatales que cobran salarios superiores a los 80.000 pesos. Así se lo anunciaron en las últimas horas a los sindicatos del sector y uno de ellos, la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), ya le anticipó a los funcionarios nacionales que rechaza la medida y prepara un duro pronunciamiento sobre el tema. El otro gremio, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se reunirá este miércoles para analizar la situación, pero se descuenta que también tendrá una fuerte postura.

La decisión todavía no fue oficializada por la Casa Rosada, pero fue anticipada el viernes pasado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, al titular de UPCN, Andrés Rodríguez, y por teléfono al jefe de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy. “No tenemos plata”, sintetizó el funcionario. De todas formas, mañana habrá reunión del gabinete socioeconómico en la Casa de Gobierno y se espera que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, explique los detalles sobre el pago del aguinaldo al sector público.

Según lo anunciado a los dirigentes gremiales, quienes cobren hasta salarios brutos de hasta 80.000 pesos cobrarán el medio aguinaldo de junio en un solo tramo y quienes cobren por encima de esa cifra recibirán 40.000 pesos y el resto en dos cuotas, en julio y agosto. Se estima que un 65% de los trabajadores estatales percibirá su aguinaldo completo y el resto, fraccionado.

Sindicalistas de ambas organizaciones coincidieron en diálogo que se trata de “una mala señal” por parte del Gobierno, que ya había resuelto postergar las paritarias para los estatales, y advirtieron que “habrá que ver cómo impacta la medida en las provincias y en los municipios”, que seguramente harán lo mismo con el pago del medio aguinaldo de junio.

El malestar crece en las filas de los gremios estatales: Godoy se quejó de que “nos responden con esta medida cuando estamos poniendo el cuerpo en medio de la emergencia con los trabajadores esenciales en salud, seguridad, energía y otros sectores, y para hacer esto utilizan los mismos argumentos que habían usado para postergar el aumento salarial”. “Es un retroceso como lo fueron los cuatro años de Macri”, dijo.

Rodríguez, por su parte, calificó la medida oficial como una “locura” y dijo que le había pedido a Cafiero que revisaran lo resuelto, pero anticipó que en UPCN analizarán los pasos por seguir y que se difundirá en las próximas horas una dura declaración sobre el tema.

Se espera que la decisión del Gobierno tenga un efecto “cascada” en las provincias y los municipios que están haciendo malabares con sus finanzas para pagar los sueldos. Mendoza fue la primera que anunció que pagará el aguinaldo en forma escalonada: el gobernador Rodolfo Suárez acordó con los 18 intendentes un coronograma de pagos entre septiembre y diciembre, priorizando los salarios más bajos.

Hace quince días, el Gobierno les comunicó a los sindicatos estatales que “por el momento” no habrá ningún incremento salarial para los trabajadores del sector público y que solamente podrán renegociarse cláusulas del convenio que no tengan impacto en los sueldos, como algunas licencias. Ante esta decisión, motivada por la pandemia y las negociaciones sobre la deuda, la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) exigió una “urgente recomposición salarial” y advirtió que “los trabajadores públicos no somos ni debemos ser la variable de ajuste”.

Hace una semana, tras la reunión del gabinete socioeconómico, el ministro Moroni había dicho que el Gobierno “no está pensando en nada que signifique prorrogar o diferir” el pago del medio aguinaldo de junio y destacó que “la norma es la que está vigente”.

Aunque todavía no está definido, resulta muy difícil que el Gobierno permita que el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) se destine al pago del medio aguinaldo de junio en las empresas en crisis del sector privado. Ya lo había desestimado el presidente Alberto Fernández, pero sindicalistas y empresarios confiaban en que a último momento la Casa Rosada decidiera que esos subsidios para ayudar a pagar los sueldos también se destinara al pago del sueldo anual complementario.

DEJANOS TU COMENTARIO