No habría ayuda estatal a empresas para pagar aguinaldos y se acota el subsidio para salarios



Las compañías de más de 800 trabajadores quedarán excluidas del ATP para los sueldos de junio. En los sectores en los que haya regresado la actividad, se restringirá el beneficio.



El Gobierno definió acotar el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) para el pago de los salarios de junio, en momentos en que, según los datos oficiales, el 85% del país reanunda su actividad productiva y comercial. Las empresas de más de 800 trabajadores quedarán excluidas (salvo casos excepcionales) y hasta el momento no se contempla una ayuda adicional para pagar el medio aguinaldo a los trabajadores del sector privado.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, encabezó una reunión con funcionarios del área económica este miércoles. Allí se definió “readecuar” las políticas de ayuda económica a empresas y familias y focalizarlas en los sectores más complicados por la crisis.

Según fuentes oficiales, en esa reunión no se avanzó en otro tema que preocupa a los empresarios: la posible ayuda estatal para el pago del medio aguinaldo de junio, que los ejecutivos deben liquidar por estos días.

El sector privado presiona para conseguir una definición sobre el pago en cuotas del medio aguinaldo, al igual que ocurrirá con la administración pública. Entienden que el Gobierno abrió el camino para diferir en un plazo de tres a seis meses el pago del salario complementario de medio término. Pero el Gobierno no dio definiciones.

Fuentes oficiales indicaron que el pago fraccionado del medio aguinaldo podría acordarse entre las partes.

También promueven una alternativa que se trabajó con funcionarios: un crédito a tasa 0 que permita financiar a un año o más tiempo el pago del medio aguinaldo. Los ministros tampoco avanzaron sobre esto, según fuentes oficiales.

Del encuentro del miércoles participaron los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Trabajo, Claudio Moroni y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; su par de Anses, María Fernanda Raverta; el presidente del Banco Central; Miguel Ángel Pesce, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco.

En lo que refiere al ATP, para el pago de salarios del junio se determinó la utilización de dos variables; una relacionada con lo sectorial y la otra con lo geográfico, según se indicó.

La primera variable se refiere a “sectores críticos” que siguen imposibilitados para funcionar o continúan con severas dificultades.

La segunda variable es la “geográfica”, con una parte del país en etapa de Distanciamiento Social (Dispo) y otra, en Aislamiento (ASPO).

La decisión del gabinete económico fue concentrar “mayores recursos en aquellos lugares que están atravesando una situación más complicada por el alto nivel de contagio y que, por ende, tienen la actividad productiva más afectada”, informaron a Télam voceros oficiales tras la reunión en Casa de Gobierno.

Asimismo, se definió que las empresas incluidas sean las que tengan hasta 800 trabajadores en sus plantillas, salvo en los sectores críticos -en donde no hay ninguna restricción de tamaño-.

Con respecto a los créditos, se determinó la ampliación del crédito al 24%, del que estará a cargo el Banco Central, además de la nueva línea, denominada “Línea Pyme Plus”, que gestiona el Ministerio de Desarrollo Social junto al Banco Central y que está dirigida a un universo de pymes que nunca antes habían tomado un crédito bancario.

Por último, hay una línea particular para cooperativas al 18% que se está implementando entre el Banco Central y el Ministerio de Desarrollo Productivo.

El objetivo planteado por el gabinete económico es que la nueva dinámica del ATP se acompañe de las diversas líneas de créditos, porque hay muchas empresas que ya recuperaron su actividad y las necesidades difieren según su estado de funcionamiento.

En lo que refiere al IFE, el lunes pasado la Anses comenzó a pagar la segunda ronda junto con la AUH, en un cronograma que se extenderá durante cinco semanas y que alcanzará a casi 9 millones de personas en todo el territorio nacional.

Durante el encuentro, también se terminó de resolver que los trabajadores de la administración pública nacional cuyo aguinaldo sea de hasta 40.000 pesos brutos cobrarán el 100 %, mientras que quienes cobren un aguinaldo superior a los 40.000 pesos brutos percibirán esta suma, pero el excedente lo percibirán en hasta cuatro cuotas. El borrador del DNU ya estaba en vías de finalizarse.

Las cuotas del aguinaldo deberán alcanzar un mínimo de 1.000 pesos en cada una y la cantidad de pago dependerá del monto excedente.

Según estimaciones oficiales, serán afectados por la medida aproximadamente 100 mil trabajadores estatales, de un total de 420 mil que cumplen funciones en la administración pública.

A ellos se sumarán los de la provincia de Buenos Aires. El gobernador Axel Kicillof usará un criterio similar para fraccionar el pago del medio aguinaldo a quienes perciban salarios brutos de $80.000 o más.

DEJANOS TU COMENTARIO