Carrió criticó el decreto que prohíbe reuniones sociales


Advirtió sobre la posibilidad de ir hacia un «Estado autoritario y policíaco» y afirmó que se debe «ir aprendiendo a convivir con el virus». Aseguró que el DNU anti-reuniones del Gobierno «es inconstitucional y de nulidad absoluta».


«El Gobierno pretende plantearnos una falsa dicotomía entre vida y muerte, salud y economía, e infundir miedo y angustia en la población. Estamos convencidos que esa no es la salida», señaló Carrió en un texto firmado también por el bloque de diputados y la Junta Ejecutiva Nacional de la CC.

La fundadora de la CC y la plana mayor de ese espacio plantearon, además, que «la actual situación obliga a entender» que se debe «ir aprendiendo a convivir con el virus, como están haciendo otros países y ciudades del mundo», como también «poner en marcha un plan serio y consistente de salida gradual que cuide la salud, nuestra economía y derechos y libertades».

«La salida de la pandemia es con responsabilidad colectiva e individual, no con un Estado autoritario y policíaco», subrayó la dirigente chaqueña en el texto.

Reuniones sociales

En ese contexto, la ex diputada, quien viene manteniendo un perfil bajo luego de que renunciar a su banca meses atrás, subrayó que el DNU anti-reuniones del Gobierno «es inconstitucional y de nulidad absoluta ya que abarca materia penal, expresamente prohibida por nuestra Constitución».

Al respecto, Carrió sostuvo que «con este decreto están instalando un Estado de Sitio de hecho» y que «implica un abuso de poder inadmisible que viola derechos y libertades».

«Se trata de un acto perverso que esconde una finalidad: que no haya expresiones y/o manifestaciones públicas ciudadanas ante el avasallamiento de la Justicia, la búsqueda de impunidad, el cierre de comercios y Pymes, el aumento de la pobreza y el incremento de la inseguridad, principalmente en la Provincia de Buenos Aires», denunció el documento.

 

DEJANOS TU COMENTARIO