Chimbas: Momentos de terror se vivieron en una finca tras un intento de robo


Dos sujetos los sorprendieron en la madrugada de este viernes en el interior de su hogar. El hombre, su esposa y dos hijas fueron amenazados. Hubo una pelea y luego los asaltantes escaparon con algunos objetos de valor y dinero.


Un hombre que tiene a su cargo la custodia de una vivienda de fin de semana en Chimbas vivió junto a su esposa y dos hijas una experiencia dramática: dos ladrones armados y encapuchados accedieron al interior y los sorprendieron tras una primera incursión frustrada.

Una vez adentro, los ladrones amenazaron a todos y hubo un detalle que hizo actuar al hombre: el arma de uno de los asaltantes tenía problemas y se le fue encima. Hubo un forcejeo furioso entre ambos que duró unos segundos y que fue frustrado de un golpe en la cabeza por el segundo delincuente.

Tras esa agresión, los ladrones fueron más insistentes y así llegaron a su objetivo. Fuentes policiales precisaron que ambos tomaron algo de dinero y algunos objetos y escaparon por el fondo de la propiedad.

 

NO ES LA PRIMERA VEZ QUE LA PROPIEDAD ES BLANCO DE DE LADRONES

Todo pasó alrededor de las 6 en una casa de fin de semana que pertenece a una familia que es dueña de una reconocida heladería situada en Concepción. Ese predio está ubicado en callejón Muñoz y Buenaventura Luna y el de este viernes no es el primer hecho de inseguridad que lo tiene como blanco, explicaron voceros del caso.

 

TODO INDICA QUE LOS LADRONES FUERON UNA PRIMERA VEZ Y QUE TRAS SER DESCUBIERTOS REGRESARON POR SEGUNDA VEZ 

 

La casa es cuidada por una familia de apellido Ruarte. El matrimonio tiene dos hijas de unos 21 y 22 años, señalaron. Lo que trascendió es que a esa hora la pareja escuchó ruidos que provenían del fondo y la mujer se levantó a ver. Un jefe policial contó que ella salió a ver y encontró a un sujeto, a quien corrió amenazándolo con un palo.

Llamado al 911 y recorrida posterior por la propiedad de unos policías, la mujer regresó al interior dando por cerrado el aterrador encuentro con ese desconocido. Pero se equivocó. Fuentes policiales precisaron que, al parecer, ese sujeto y un cómplice regresaron a la media hora. Uno de ellos estaba armado con una especie de “tumbera”; el otro, con un revólver.

Ambos entraron tras romper un portón que da al costado Este de la propiedad. Lo que se sabe hasta el momento es que los ladrones así lograron acceder al interior de la vivienda. Ahí amenazaron al jefe de familia, a su esposa y a las dos chicas.

Según precisó la Policía, aparentemente, los delincuentes estaban alcoholizados y amenazaron todo el tiempo a la familia para que entregaran objetos de valor. Fue en ese momento cuando uno de ellos intentó cargar la “tumbera” y no lo logró porque habría estado defectuosa.

El otro, quiso maniatar a una de las jóvenes y eso despertó la furia del damnificado.: el hombre se le fue encima y forcejearon unos segundos. Y su intento de desarmar al ladrón fue reprimido a golpes por el otro malviviente.

Finalmente, ambos tomaron unos 1.200 pesos, una motosierra y un televisor, entre otros objetos. Lo curioso es que tras la denuncia y la llegada de los uniformados, hallaron la motosierra y un bolso con una pava eléctrica en el fondo del predio, informó la Policía.

 

 

Fuente: Telesol Diario

DEJANOS TU COMENTARIO