Chimbas | Padre e Hijo recibieron una feroz paliza


Dudosa versión de los denunciantes quienes contaron que recibieron piedrazos en distintas ocasiones, desde hace 4 años.  Ademas les desfiguraron sus caras.


Momentos de violencia se vivieron en el Loteo Santa Isabel de Chimbas, con unos vecinos menores de edad. Hartos de la agresión decidieron denunciarlos, bajo la defensa de Filomena Noriega, ya que sufren piedrazos en su domicilio desde hace cuatro años y, la última vez, los amenazaron con quemarles la casa y les desfiguraron la cara a trompadas.

La denuncia la radicaron el pasado viernes 3 de abril, en la Comisaría 26ª. En esa exposición policial, la familia (compuesta por Pablo Garramuño, 45 años; su mujer; y su hijo menor de 17) afirmó que tres vecinos -todos menores de edad- no los dejan vivir en paz desde hace cuatro años. En varias ocasiones fueron a apedrearles la casa. También, en reiteradas oportunidades, el padre de la familia fue hablar con los progenitores de los menores, de los cuales obtuvo respuestas como: «Son niños y hacen travesuras».

El peor drama que tuvieron, y el último aparentemente, ocurrió durante la siesta del pasado 30 de marzo. La familia damnificada se encontraba en su vivienda cuando escucharon que, desde el exterior, les estaban arrojando piedras. Pablo Garramuño salió de su casa y les gritó que frenaran con el accionar.

Los menores se fueron del lugar y regresaron a los 15 minutos «con una bolsa de piedras, continuando con los piedrazos a su domicilio», según consta en la denuncia. Afortunadamente, no hirió a ninguno de los integrantes de la familia víctima. Tras terminar con las piedras, uno de los menores lo amenazó diciéndole: «Te voy a quemar el rancho, sé que andas juntando cartones en la calle. Cuando te vea, te voy a matar».

 

En ese momento, el hijo de la familia, Dario Nahuel Garramuño, salió a frenar la actitud de los menores pero, sin motivo alguno, uno de ellos le dio una fuerte trompada en el rostro. Al ver esta situación, salió su padre a defenderlo, comenzaron a forcejear y cayeron al suelo.

Por otra parte, dos de los menores denunciados comenzaron a golpear a Dario por todas partes del cuerpo. El hombre quiso levantarse para ayudar a su hijo pero recibió varias patadas en la cabeza. Finalmente, luego de la brutal golpiza, los dejaron ensangrentados en el piso, tal como se observa en las imágenes.

 

 

Fuente: TDSJ

DEJANOS TU COMENTARIO