Condenaron al boxeador que golpeó a su novia y la amenazó con un arma de fuego


Durante la mañana de este jueves, la Justicia decidió condenar al boxeador sanjuanino, identificado como Carlos Sardines, quien estaba acusado de los delitos de tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil y lesiones leves agravadas.


El pasado 29 de diciembre un reconocido boxeador golpeó a su pareja y la amenazó con un arma calibre 32 después de una discusión que tuvieron en un local nocturno. Se trata de Carlos Sardinez, quien fue juzgado bajo el sistema judicial de Flagrancia durante la mañana de este jueves y fue condenado en un juicio abreviado a prisión de cumplimiento condicional de tres años.

Además, se tomaron una serie de medidas con el objetivo de proteger a la víctima y a la hija en común que tienen. El deportista no deberá acercarse a su expareja y también fue excluido del hogar; mientras tanto deberá realizar un tratamiento psicológico.

Sardinez quedará libre ya que la pena es condicional, pero esta condena permite que ante cualquier denuncia y conducta inapropiado sea nuevamente detenido.

El caso

El boxeador salió con su pareja a un boliche ubicado en Rawson y por problemas de «celos» es que la mujer se fue del lugar. Una vez que ya estaba en su casa llegó Sardinez y la golpeó: «la tomó de los cabellos y le propinó bofetadas», expresó el parte policial. Luego de esta agresión física, el deportista tomó varias bebidas alcohólicas de un almacén que tiene su pareja y antes de retirarse del lugar la amenazó con un arma calibre 32.

«Unos minutos después, se hizo presente personal policial del Comando Radioeléctrico Sur, que había sido comisionado por CISEM, y que, con las indicaciones de la víctima, pudo localizar al sujeto, quien no pudo acreditar la debida autorización legal para la tenencia del arma. Por tal motivo, los uniformados procedieron a la aprehensión del sujeto y al secuestro del arma, el vehículo y dos municiones calibre 22, que llevaba entre sus prendas», expresó parte del relato policial.

DEJANOS TU COMENTARIO