El perfil del presunto asesino de Pamela: Acosador, con tendencia suicida y problemas con las drogas


Se conocían desde hace muchos años, pero comenzaron a estar de novios el año pasado. Pamela quedó embarazada, tiempo después, pero terminó la relación por la violencia que él ejercía. Él no lo aceptó y la mató.


Ángelo Castillo

Ni un sufrido, ni un ángel, como lo indica su nombre. Ángelo Castillo no es ningún trigo limpio. El joven se ha criado en un ambiente marcado por el narcotráfico en gran medida. En un marco de violencia constante y problemas psiquiátricos, pasó sus últimos días maldiciendo a la mamá de su hijo de 3 meses, al que no aceptaba.

Prometió que la mataría a ella y a su bebé. Pese a que su perfil de Facebook está invadido por fotos de la criatura que engendró, fueron sólo fotos para aparentar que era un padre tierno y amable. No fue así. A Pamela la agredía constantemente, la maltrataba psicológicamente, la perseguía por mensajes de WhatsApp, privados de Facebook y hasta la vigilaba, porque su vivienda está a pocas casas de la de su víctima.

Pamela lo denunció varias veces, pidió ayuda, según la familia, pero nadie pudo parar la tragedia que se avecinaba. La última noche de vida de la joven de 17 años se los vio discutiendo en la plaza. Si bien, nadie sabe asegurar a ciencia cierta por qué sucedió, se sabe que era común en él hacerle escenas públicas.

Ángelo tenía problemas psiquiátricos, pero no estaba loco. Era plenamente consciente de sus actos y por eso amenazó una y otra vez con matar. Así lo hizo, cuando llegó a la casa de la joven en Villa Calingasta, la madrugada del domingo y le incrustó un cuchillo a la víctima, en el cuello.

A las 4.15 se escuchó el grito ensordecedor y desesperado, el pedido de ayuda de la joven que rogaba por su bebé, porque sabía cuáles eran las intenciones de su exnovio. La estaba matando y creyó hacer lo mismo con su hijo, y por eso, la hermana de Pamela (14) salvó al bebé, sacándolo de la habitación, mientras él apuñalaba la almohada creyendo que era su pequeño.

El agresor tuvo dos episodios de autoagresión. Uno de ellos, hace poco más de un mes, cuando intentó colgarse en su casa. Pamela fue una de las personas que hizo todo para que no lo hiciera, y lo acompañó en su mal momento. Aunque estuvo internado y recibió asistencia psiquiátrica en el hospital marcial Quiroga, no sirvió de mucho.

Este episodio fue poco después de que Pamela decidiera dejarlo, por violento, agresivo y manipulador, concluye su familia. Pero, antes de quitarse su propia vida, ya había tomado la decisión de hacerlo con ella. Por eso la amenazaba constantemente.

Ella lo sentía, pero no se lo vio venir. Por eso se negó a quedarse con su papá en estos días, ya que desde hace tiempo está separado de su mamá y vive solo. Ninguno de sus seis hermanos pudo hacer nada. Ángelo entró a la casa de la joven y la apuñaló, a traición. Un hecho que espera justicia, pronto.

DEJANOS TU COMENTARIO