Feliz Dia de la Independencia, recordamos el papel fundamental de dos Sanjuaninos


Un día como hoy pero de 1816, en la ciudad de San Miguel de Tucumán, los congresales firmaron el Acta de la Independencia de las Provincias Unidas en Sud-América.


Fray Justo Santa María De Oro y Narciso Laprida, sanjuaninos que con ideas avanzadas para la época y con fuertes convicciones, fueron parte fundamental para el proceso de declaración de la Independencia.

En 1815, el Directorio decidió convocar a un congreso de todas las provincias a reunirse en Tucumán. Muchos historiadores afirman que los sanjuaninos fueron los primeros en arribar a Tucumán. Laprida y Fray Justo llegaron el 11 de diciembre de 1815.

Después de tres meses y medio de sesiones, el 9 de julio de 1816, el Congreso proclamó la existencia de una nueva nación libre e independiente de España y de cualquier otra nación.

El diputado sanjuanino Francisco Narciso de Laprida, quien presidía la sesión, preguntó: ¿Queréis que las provincias de la unión sean una Nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli?”

Los diputados contestaron afirmativamente en forma unánime. De inmediato labró el “Acta de la Independencia” y posteriormente se tradujo al quechua y al aymará para que la conocieran las poblaciones originarias.

«Nos los representantes de las Provincias Unidas en Sud América, reunidos en congreso general, invocando al Eterno que preside el universo, en nombre y por la autoridad de los pueblos que representamos, protestando al Cielo, a las naciones y hombres todos del globo la justicia que regla nuestros votos: declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable de estas Provincias romper los violentos vínculos que los ligaban a los reyes de España, recuperar los derechos de que fueron despojados, e investirse del alto carácter de una nación libre e independiente del rey Fernando séptimo, sus sucesores y metrópoli» fueron las palabras de valor que se mencionaron el día de nuestra independencia.

Datos biográficos

Francisco Narciso de Laprida nació el 28 de octubre de 1786, en nuestra provincia; hijo de José Ventura Laprida, comerciante español que llegó de Asturias a estas tierras y de María Ignacia Sánchez de Loria, sanjuanina y proveniente de una familia tradicional. Fue asesinado en Mendoza el 22 de septiembre de 1829 a los 42 años de edad.

Fray Justo Santa María de Oro y Albarracín, nació en San Juan el 30 de julio de 1772. Durante 1818, el Papa León XII lo nombró Vicario Apostólico de Cuyo y en 1834 fue designado Obispo de Cuyo. Murió en San Juan el 19 de octubre de 1836 con 64 años. Sus restos se encuentran en la cripta de la Iglesia Catedral de San Juan.

¿Sabías qué…?

La casa en la que nació Laprida fue demolida tras el terremoto de 1944. Actualmente hay una galería comercial que lleva su nombre, con una placa conmemorativa con la leyenda “Casa donde nació el Dr. Narciso Laprida, el 28 de octubre de 1976, presidente del Congreso que declaró en 1816 la Independencia Nacional, Arsenal de Guerra, 9 de julio de 1888”.

El corazón de Santa María de Oro se conserva en una sala del Colegio Santa Rosa de Lima ubicado en calle San Luis entre General Acha y Tucumán. Su casa natal era donde hoy funciona el establecimiento escolar.

El mismo se encuentra al fondo de la habitación, en un recipiente de vidrio. La reliquia fue extraída tras la muerte del fraile en 1836. Fue su doctor, Aman Rawson, quien extrajo el corazón que fue conservado por la familia Oro y donado en 1886 al Colegio Santa Rosa de Lima.

Estatuas con historia

El 9 de julio de 1897 se inauguró en honor del fray Justo, la estatua de su figura en la plaza 25 de Mayo. La obra fue realizada por el artista Luis Correa Morales y tiene la particularidad de haber sido la primera levantada en el país. Para el acto de inauguración, numeroso público y personalidades notables de toda Argentina llegaron a San Juan con el fin de rendirle homenaje al primer Obispo del país.

Entre 1906 y 1907, la escultora Lola Mora esculpió en mármol blanco de carrara la obra “Conjunto Cuatro Presidentes” con el fin de homenajear al sanjuanino junto a Facundo Zuviria, Carlos María de Alvear y Mariano Fragueiro.

En 1907, fue colocada en el edificio perteneciente al Congreso de la Nación. Pero por problemas políticos con las artistas la escultura se trasladó a un depósito municipal en 1915. En 1930 llegó la escultura de Laprida y fue colocada en el Parque de Mayo. Tras el terremoto de 1944 la conservaron en un depósito municipal. En 1951, en el aniversario de la ciudad San José de Jáchal, fue trasladada a su plaza central.

 

DEJANOS TU COMENTARIO