Insólito: La estaban velando, abrió los ojos y se fue caminando.


Habría perdido el conocimiento días atrás, por lo que fue llevaba a un hospital. Los médicos al no lograr despertarla la declararon muerta.


Malati Chougule es una mujer india de 55 años, quien abrió los ojos en su propio velatorio. La historia cuenta que unos días atrás, Malati había perdido el conocimiento, por lo que sus allegados decidieron llevarla a un hospital de la zona. Allí, los profesionales  intentaron reanimarla,  pero al no -aparentemente-haberlo logrado la dieron por muerta.

Una vez informada la familia llevó los restos de Chougule a su pueblo natal.  El velatorio fue según la tradición del lugar exponiendo el cuerpo frente a la casa de la familia para que los vecinos pudiesen despedirse.  Pero… pasaron cosas y de pronto flash, en un momento dado, Chougule “despertó”.

Según informan los medios locales algunas de las personas que estaban presentes no lo podían creer y dijeron que se trataba de un milagro. Otros llegaron a la conclusión que Malati estaba en un coma temporal mal diagnosticado. La familia está pensando en acciones legales contra el hospital. Desde el centro médico niegan las acusaciones.

Un hecho insólito ocurrió en octubre de 2019 en la ciudad de Chacabuco, en Buenos Aires. Una mujer fue dada por muerta en el Hospital municipal pero dos horas más tarde un empleado de la funeraria se dio cuenta de que aún respiraba.El hombre estaba preparando su cuerpo para el velatorio cuando comprobó que se había tratado de un error. Fue en ese momento que decidió llamar a una ambulancia y corroboraron así que María Muñoz se encontraba con vida.

La mujer se encontraba internada en el hospital desde el 22 de octubre debido a una enfermedad incurable. “A la tarde dijeron que ya no tenía signos vitales, tipo 10 vinieron de la cochería a buscarla. Cuando la pusieron en el cajón, los hombres que estaban preparando me avisaron de que todavía estaba respirando”, contó una de sus hijas al sitio local de noticias Chacabuquero.

DEJANOS TU COMENTARIO