La construcción y el comercio vuelven a funcionar en casi todo Santa Fe


A excepción de la ciudad capital y la de Rosario, el comercio reabre con una serie de requisitos sanitarios y la condición de que el horario de apertura no coincida con el bancario. Se permiten las construcciones con hasta cinco trabajadores.


Una decena de actividades quedaron excluidas desde hoy del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus en gran parte de la provincia de Santa Fe, a excepción de la ciudad capital y la de Rosario, con una serie de requisitos sanitarios y la condición de que el horario comercial no coincida con el bancario.

Así lo informó el ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, quien explicó que con la entrada en vigencia del decreto número 382/20, el gobernador Omar Perotti habilitó la actividad, entre otras, del comercio mayorista y minorista y de actividades que pondrán en marcha obras de construcción de hasta cinco trabajadores.

«Por otro lado, y conforme a lo que también estableció el gobernador en el día de ayer, a partir del día de hoy la ciudad de Rafaela y las localidades colindantes han dejado de ser consideradas como zonas de transmisión local en conglomerado», indicó el funcionario en declaraciones distribuidas por el gobierno provincial.

Michlig destacó que con la excepción de las localidades que conforman los conglomerados Gran Rosario y Gran Santa Fe, se habilitó al «comercio mayorista y minorista; mudanzas a través de fletes y empresas autorizadas; actividades inmobiliarias; ejercicios de profesiones liberales; obras privadas de hasta 5 trabajadores; servicios de peluquería, manicuría y podología; y también las actividades desarrolladas por Asociaciones y Agencias para el Desarrollo».

El funcionario aclaró que en las poblaciones que tienen más de 20.000 habitantes no podrán coincidir ni superponerse los horarios de funcionamiento del comercio mayorista y minorista con los de la actividad bancaria.

«Se mantendrá una vigilancia estricta del cumplimiento de las medidas de prevención y un seguimiento permanente de la evolución de los casos positivos para analizar la posibilidad de acceder a nuevas excepciones o, en su caso, modificar las otorgadas si los resultados no son los esperados a partir de la evaluación que haga la autoridad sanitaria», concluyó Michlig.

 

DEJANOS TU COMENTARIO