La provincia de Mendoza ya tiene la ley para quienes violen la cuarentena


El gobernador radical de Mendoza, Rodolfo Suárez, logró aprobar la ley para meter presos a los que violen la cuarentena y se reúnan con amigos. El Senado aprobó la norma una ley que establece arresto de 15 a 30 días para quienes organicen reuniones sociales clandestinas.


La propuesta incorpora el artículo 119 bis al Código Contravencional de la provincia, que a partir de ahora establecen sanciones de entre 15 y 30 días de arresto o trabajo comunitario desde 60 hasta 80 días para quienes no cumplan con las normas que regulan los encuentros sociales. En caso de reincidencia, la sanción se elevará al doble.

La sanción de la ley esta semana no es casual ya que se da en la previa del día del amigo, que encendió alertas entre los gobernadores por la posibilidad de que se multipliquen las reuniones sociales y, con ello, la posibilidad de contagios.

“Queremos que tenga un efecto disuasorio”, argumentó la senadora oficialista Mercedes Rus, que aclaró que la norma es de “aplicación temporal” mientras dure la emergencia por la pandemia. “Estamos próximos al día del amigo y sabemos que eso es un riesgo”, dijo.
La iniciativa fue aprobada con los 22 votos positivos de Cambiemos, mientras que los 13 integrantes del bloque Frente de Todos se abstuvieron. Hubo apenas 3 votos negativos, del Frente de Izquierda, Protectora y el Partido Intransigente.

El senador peronista Alejandro Abraham explicó que la abstención es porque que las facultades en materia penal son delegadas por las provincias a la Nación, de allí que haya un Código Penal nacional. En ese sentido, aseguró que esta conducta ya está tipificada en el artículo 205 del Código Penal. “Vamos a generar un disturbio judicial”, añadió el legislador e indicó que la norma es “inconstitucional”.

El proyecto había sido anunciado por Suárez luego de que se generará un brote de coronavirus en el departamento de Maipú durante una fiesta clandestina en la que participó el denominado “caso 98”. En esa reunión los participantes tomaron cerveza del pico y compartieron la “jarra loca”, según admitieron.

En Mendoza actualmente solo están permitidas las reuniones familiares domiciliarias de hasta diez personas los domingos y los encuentros de hasta seis personas en restaurantes, bares o cafés todos los días.

 

DEJANOS TU COMENTARIO