Médicos pegan fotos en sus trajes para que los conozcan detrás de sus máscaras


Un doctor en Estados Unidos se dio cuenta que los pacientes buscaban su rostro detrás de los barbijos por lo que decidió colocar una selfie en su pecho y todos los compañeros del hospital lo imitaron.


La lucha contra el coronavirus es una larga y dura batalla que los médicos vienen realizando en los hospitales de todo el mundo usando tétricos trajes de color blanco y mascarillas o barbijos.

El miedo es parte del ser humano, pero si a esto se le suman objetos extraños que no dejan ver lo que hay detrás, se pierde algo muy importante: la confianza con el paciente.

Ante esta situación un trabajador de la salud encontró una conmovedora forma de dar una “sonrisa tranquilizadora” a los internados mientras trabaja en San Diego (Estados Unidos) colocando una foto suya en el traje.

La gran iniciativa viene de Robertino Rodríguez, un terapeuta respiratorio del Hospital Scripps Mercy. Mientras atendía pacientes en la sala de emergencias durante el fin de semana se dio que los pacientes buscaban el rostro de los doctores, que arriesgaban su vida por curarlos, pero que estaban cubierto con equipo de protección personal (PPE), con una máscara y gafas protectoras que los cubrían.

Fue en ese momento que, con el objetivo de que los pacientes sientan confianza y sacarles una sonrisa, el doctor decidió pegar una fotografía de su rostro sobre traje. En la imagen se podía ver a él vestido y sonriente.

“Ayer me sentí mal por mis pacientes en urgencias cuando entraba en la habitación con la cara cubierta de EPP. Una sonrisa tranquilizadora hace una gran diferencia para un paciente asustado. Así que hoy hice una placa laminada gigante para mi EPP. Para que mis pacientes puedan ver una sonrisa reconfortante y reconfortante”, escribió el doctor.

Esta gran iniciativa fue compartida por sus colegas quienes también decidieron hacer lo mismo. “Mis colegas y otros trabajadores de la salud también lo están haciendo y estoy recibiendo fotos de otros trabajadores de la salud de todo el país inspirados por mi foto”, añadió Robertino.

Ante esta situación y el pequeño cambio que propuso, el doctor agradeció que tanto sus pacientes como sus colegas fueron conmovidos por el gesto, y agregó: Una sonrisa ayuda mucho a cambiar una vida”.

DEJANOS TU COMENTARIO