Playa, drogas y prostitutas: la fiesta desmesurada de los hijos de gobernantes en plena cuarentena


La insólita celebración duró una semana y tuvo lugar en una isla paradisíaca del Caribe. Se sospecha que esta «juntada» fue el origen de un brote de coronavirus entre la élite de Venezuela.


En medio de la cuarentena por la pandemia del coronavirus, varios hombres de negocios vinculados al gobierno de Venezuela organizaron una exorbitante fiesta con drogas, artistas de reggaetón y prostitutas llegadas de España.

La misma, que ocurrió en marzo, duró una semana y tuvo lugar en una isla paradisíaca del Caribe. Se sospecha que esta fiesta fue el origen de un brote de Covid-19 entre los hijos de la élite gobernante venezolana.

No está claro cuántas personas se contagiaron en el archipiélago de Los Roques, pero esto provocó mucha preocupación en el nivel más alto del gobierno.

Uno de los participantes que quedó al descubierto por las fotos subidas a las redes sociales con la etiqueta  Coronavirus Party, es Jesús Amoroso, hijo del principal funcionario anticorrupción deNicolás Maduro, que fue sancionado por el Departamento del Tesoro de los EE.UU. por presuntamente debilitar la democracia venezolana.

Al respecto, el presidente venezolano planteó: “¿Quién va a criticar una fiesta? No sabían que estaban enfermos”.

Según el informe policial de Venezuela, la Policía detuvo a varias personas que estuvieron en esa fiesta y en una de las casas allanaron una pistola, pastillas de éxtasis y ocho mujeres que integraban una presunta red de prostitución.

De los 18 detenidos por violar la cuarentena impuesta por el gobierno de Maduro, hay dos personas, por lo menos, que dieron positivo en los análisis del virus.

DEJANOS TU COMENTARIO