Qué es Parler, la app prohibida por Apple, Google y Amazon que refugia a seguidores de Donald Trump

Tras los hechos de violencia en el Capitolio estadounidense, las grandes tecnológicas señalaron que la plataforma no actuó para frenar los discursos de odio.

Parler se convirtió en los últimos meses en un refugio para muchos seguidores de Donald Trump.

En las últimas horas, Apple y Google quitaron de sus respectivas tiendas móviles a Parler, una app que ha sido refugio de muchos seguidores de Donald Trump y que se vinculó a los hechos de violencia en el Capitolio de Estados Unidos durante la confirmación de Joe Biden como nuevo presidente de aquel país. Más tarde, Amazon sentenció a la herramienta al eliminarla de sus servidores y de tal modo impedir su normal funcionamiento.

Las grandes tecnológicas coincidieron en que los responsables de la aplicación Parler incumplieron las normas de uso de los respectivos servicios, al no realizar el debido esfuerzo para frenar la divulgación de discursos de odio y los contenidos que instigan la violencia.

“Exigimos que las aplicaciones implementen una moderación sólida para el contenido difamatorio. A la luz de esta amenaza a la seguridad pública actual, suspenderemos los listados de la aplicación en la Play Store hasta que solucione estos problemas”, señalaron desde Google.

Por su parte, desde Apple comentaron que apoyan la diversidad de puntos de vista en la tienda de aplicaciones y luego anotaron el asterisco: “No hay lugar en nuestra plataforma para las amenazas y la actividad ilegal”, advirtieron luego un ultimátum para que la empresa que gestiona la aplicación presente en plan de moderación.

“Durante las últimas semanas, hemos informado a Parler de 98 ejemplos de publicaciones que claramente fomentan e incitan a la violencia. Está claro que Parler no cuenta con un proceso eficaz para cumplir con los términos de servicio”, dijeron en una carta desde Amazon.

Esta movida ocurre a pocas horas de que las principales redes sociales, entre ellas Facebook, Instagram, Reddit y Twitter, suspendan temporal o definitivamente las cuentas personales de Donald Trump por supuesta incitación a la violencia.

Qué es Parler
Postulándose como una alternativa a Twitter y Facebook que “permite la libertad de expresión”, la app experimentó un gran crecimiento en su base de usuarios durante los últimos meses y, siguiendo a The Verge, ha sido un refugio para muchos seguidores de Donald Trump y partidarios de grupos de derecha que fueron bloqueados en otras plataformas.

En un mensaje promocional en Twitter, desde Parler se definieron como un espacio para la “libertad de expresión” con algoritmos “imparciales”, señalando que nunca venden o comparten los datos de los usuarios. “Somos una comunidad de personas reales con un mensaje real”, dicen.

El ascenso de la herramienta se encuadra en el manifiesto enfrentamiento que el actual presidente de Estados Unidos ha tenido con las grandes redes sociales, a las que acusó de divulgar noticias falsas, discursos de odio y desinformación, relacionadas a la pandemia de Covid-19 como a las elecciones que se celebraron en noviembre de 2020 en aquel país.

En rigor, los líderes de las mayores compañías tecnológicas, entre ellos Mark Zuckerberg de Facebook y Jack Dorsey de Twitter, debieron explicar en el Senado cuáles son las normas que aplican para moderar el contenido en sus plataformas. Trump exigió que las social media tengan un mayor control acerca de las publicaciones que divulgan los usuarios.

En un mensaje publicado en la propia red social, el CEO de la herramienta, John Matze, acusó a las tres grandes empresas tecnológicas de llevar adelante un ataque coordinado contra Parler. El ejecutivo informó acerca de la situación que no les permite seguir operando, aunque prometió una reconstrucción desde cero con la que la app volverá a estar disponible.

Parler debutó en 2018 y en agosto del año pasado llegó al millón de usuarios. Luego del día de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, incrementó ocho veces su número de usuarios respecto a las cifras registradas en julio, alcanzando los 8 millones, según nota El País.

DEJANOS TU COMENTARIO