Quién es la modelo que violó la cuarentena escondida en el baúl de un taxi para ir a ver a su novio


«Me metí en el baúl, pasamos varios controles más, pero como me metí acá no me vieron. Christian, mirá lo que hago por vos», fue la frase que soltó la joven en el video.


Tras la irresponsable actitud de una joven que se filmó en el baúl de un taxi evadiendo un operativo policial en el puente Pueyrredón, se confirmó que la policía ubicó a la chica en el partido de Avellaneda, después de que se viralizaran sus videos burlándose de los controles.

«Ser grande es cuestión de actitud», sostiene Agustina en su biografía de Instagram, donde tiene más de 60 mil seguidores. En las últimas horas, sin embargo, la indignación fue lo que se viralizó en las redes a partir de un video, grabado y compartido por ella misma, en el que se la ve burlar los controles policiales en medio de la cuarentena obligatoria escondida en el baúl de un taxi.

Este jueves pasado después de varios rastrillajes en la zona, las autoridades pudieron dar con la casa en la que vive junto a su familia en Avellaneda y la notificaron sobre el sumario que se abrió en su contra por la infracción. También se difundió entonces su identidad.

¿Quién esta chica?

Se trata de Agustina Princeshe, una joven modelo que muestra y vende contenido erótico a través de sus redes y también en una página de figuras de la industria del porno. Allí, el contenido cuesta 25 dólares por mes y Agustina se hace llamar «Nadin».

Las autoridades llegaron a su domicilio un día después de que se viralizaran sus videos en la zona del Puente Pueyrredón en los que, desde el baúl del taxi donde viajaba oculta para llegar a una cita, desafiaba el aislamiento por el coronavirus y burlona le decía al joven que la estaba esperando: «Me metí en el baúl, pasamos varios controles más, pero como me metí acá no me vieron. Christian, mirá lo que hago por vos».

La policía le advirtió que podría ser detenida si llegara a reincidir pero Agustina volvió a minimizar la situación y explicó que solo fueron a buscarla para que firmara «un papel». “A ver, gente, nadie me llevó detenida, yo estoy acá en mi cuarto, en mi casa, con mi familia, tranquila. Vino un gil de la Policía que le dije que no me filmara e hizo lo que se cantó el c…«, contó en un nuevo descargo.

En las últimas horas de un jueves «agitado» Agustina volvió a las redes. Lo hizo para postear una foto suya y una frase que la deja muy lejos de sentirse avergonzada por los motivos que la llevaron, esta vez, a la exposición: «La felicidad de uno, la envidia de miles».

DEJANOS TU COMENTARIO