Pese a los precios congelados, la inflación terminó 2021 cerca de 50% y seguirá alta este año

Son estimaciones de privados, que esperan una aceleración contra noviembre. El Indec difunde este jueves el dato oficial de diciembre. Los precios seguirán en alza en 2022, por las tarifas y el dólar.

Los economistas aseguran que Precios Cuidados no alcanza para cambiar la dinámica inflacionaria.

Este jueves el Indec difunde el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de diciembre de 2021 y, con él, cerrará el registro de inflación de 2021.

A pesar del congelamiento de precios que funcionó durante el último trimestre del año sobre alimentos, bebidas, productos de limpieza y cuidado personal, las estimaciones privadas apuntan a un salto de alrededor de un punto entre el 2,5% de noviembre y el registro de diciembre.

Según el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) publicado por el Banco Central (BCRA) el consenso entre los privados es que el IPC de diciembre llegue al 3,4%.

En Ecolatina, que realiza un sondeo propio de precios en el Gran Buenos Aires, obtuvieron un resultado de 3,7% para el último mes del año y de 49,5% para el cierre de 2021.

La carne es uno de los alimentos que más subió en 2021 y llevó al Gobierno a limitar las exportaciones para garantizar la oferta interna.

No obstante, indicaron que el índice nacional del Indec podría estar algo más abajo, en torno a 3,6%. Igualmente, el cierre del año estaría alrededor del 50%.

Desde Seido, en tanto, calcularon un 4% para la inflación de diciembre, lo que la convertiría en el mayor registro desde abril. Por lo tanto, la consultora estimó que el IPC redondeará un alza de 51,2% al final de 2021.

Alimentos: uno de los rubros con mayores subas

En los primeros 11 meses del año, los precios de los alimentos aumentaron un 44,2%. Es uno de los rubros más sensibles para los bolsillos de las familias, especialmente de las más vulnerables, que destinan la mayor parte de sus ingresos a productos básicos.

La consultora LCG realiza un relevamiento exclusivo de precios de alimentos. Guido Lorenzo, economista y director ejecutivo de la firma, indicó que el número final de ese rubro para 2021 quedó algo por encima del 50% y que diciembre mostró un alza de 3,5%.

Lorenzo agregó que el sondeo de la primera semana de enero sorprendió por lo alto, ya que arrojó subas de 1,2% en alimentos. “Puede ser un caso aislado y que se revierta en la semana siguiente, pero no deja de mostrar que la inercia sigue siendo alta y le pone un piso al dato de enero, que difícilmente esté debajo de 3%”, expresó.

Acuerdo de precios: dudan de su efectividad para frenar la inflación

Para intentar mitigar el impacto en los bolsillos, la Secretaría de Comercio cerró un nuevo acuerdo de precios para más de 1300 productos hasta el 7 de abril. Tras el congelamiento, se les autorizó un aumento promedio de 6% para el trimestre (2 puntos por mes).

A pesar de ese esfuerzo, los economistas dudan de su efectividad para frenar la inflación. “No alcanza porque no es una cuestión de coordinar precios y salarios, sino de desequilibrios macro importantes. Es difícil bajar expectativas de inflación con tanto exceso monetario y una brecha cambiaria altísima”, sostuvo Matías Carugati, economista de Seido.

La emisión de pesos por parte del Banco Central para financiar el déficit impulsa las expectativas de inflación.

“Ya con el congelamiento previo, la inflación núcleo -que no toma en cuenta precios regulados- se mantuvo en esos niveles y promedió 3,2% en octubre y noviembre. A ello se le suma que la depreciación del tipo de cambio se aceleraría en los próximos meses en relación con ese período”, explicaron en Ecolatina.

Pronóstico de inflación alta para 2022

Sobre el acuerdo, Lorenzo sentenció: “No creo que 1300 productos puedan controlar toda la dinámica de precios de la economía. Si esa es la política antiinflacionaria en la Argentina, estamos condenados a tener otro año de elevada inflación”.

Para los próximos meses, las tres consultoras coincidieron en que los registros mensuales se mantendrán en torno al 3,5%. Los pronósticos del REM coinciden y estiman que los precios subirán 55% en 2022.

“Dado que las autoridades no parecen especialmente interesadas en resolver los desequilibrios monetarios fundamentales de la economía, el crecimiento de los precios se mantendrá elevado el próximo año. Adicionalmente, mayores ajustes a los precios regulados y/o en la tasa de cambio, y el fin de los controles de precios podrían incluso incrementar la tasa de inflación más allá de los niveles actuales”, anticipó Seido.

DEJANOS TU COMENTARIO