Por un juicio laboral dejó de funcionar Radio La Voz y preocupa la situación de 30 empleados


Este último lunes, la tradicional emisora sanjuanina Radio La Voz fue embargada por un juicio laboral. Por tal motivo, la radio se encuentra en silencio, porque la Justicia le incautó sus equipos.


 

El proceso judicial hizo que este lunes le incautaran los bienes a la radio y “quedó desmantelada.

Pasadas las 17 horas de ayer lunes, Radio La Voz (100.5 FM) dejó de salir al aire. La justicia le embargó los bienes por un juicio laboral y por ahora 30 empleados se quedaron sin trabajo. El martes 8 de agosto será el remate. Antes, la emisora presentará un escrito apelando la medida.

En medio del desalojo y sentado en su escritorio, el director del medio Pedro Hugo Yélamo contó que no se quedaran de brazos cruzados. »Mañana (por hoy) vamos a presentar un escrito apelando. Según los abogados, detectaron incongruencias en el acta de remate. Tenemos siete días para recuperar los equipos y salvar la radio’.

Luego Yélamo le habló al ex empleado que demandó a la radio y le dejó un mensaje. ‘¿Qué le diría?, que acá están los directivos que tantas veces lo entendieron. Acá están también sus compañeros que se han quedado en zozobra, en la calle por su intransigencia. Le abrimos las puertas de la radio, estuvo casi 14 años acá. No tenía trabajo y ahora esto. Tenemos siete días para intentar salvar la radio’.

El propietario de la emisora aclaró que el mes de agosto se le abonará a los empleados, ‘hay 30 familias que se quedaron sin trabajo y dependen de esta radio. Vamos a pagarle este mes y vamos a hacer lo posible para recuperar la radio’.

Yélamo explicó como comenzó el problema laboral que terminó con el embargo de los bienes, ‘El dejó de trabajar en el 2018, porque entró al Poder Judicial. Se fue sin renunciar. El trabajaba media jornada y nosotros quisimos arreglar el horario para que pudiera seguir y no quiso. Su trabajo era intachable, le teníamos mucho afecto.

Luego al tiempo nos hizo una demanda por una diferencia de categoría y eso desencadenó en este tema. Hubo hasta una audiencia de conciliación pero no pudimos acercar posiciones y llegar a un acuerdo. Lo intentamos de todas maneras, hasta el día de hoy incluso (por ayer)’.

Apoyado en el articulo 25 de la Constitución provincial y en la ley de radio difusión, Yélamo, explicó que la medida es ‘injusta». No se pueden embargar los bienes de un medio de comunicación, lo dice la ley.

Los abogados me explican que yo en su momento tendría que haber declarado los bienes, pero los equipos son dinámicos. Se te puede quema uno y tenés que traer otro.

Radio La Voz llevaba 22 años ininterrumpidos al aire. Para su dueño fue algo más que un embargo . ‘Me arrancaron una parte de mi vida, de mi corazón y de mi espíritu. Pero voy a hacer hasta lo imposible para volver a salir al aire. Me cuesta digerirlo. Le pido disculpas a los oyentes, empleados y auspiciantes por haberles fallado. Espero que lo podamos resolver, porque sino será imposible volver a comprar los equipos. En dinero se llevaron casi 25 millones de pesos’, comenzó diciendo.

La pesadilla comenzó pasada las 17 horas, instante en el que se emitía al aire el programa ‘La Tarde de la Radio’. Cuando cerca de las 19 el silencio se apoderó del 100.5 (FM). Un oficial de la justicia llegó con una orden y embargaron los equipos técnicos de la radio.

‘Por decisión el primer juzgado laboral a cargo Matías Pallito se dispuso el secuestro del equipamiento técnico de la radio, a raíz de un juicio laboral de un empleado que estaba en blanco. Vino el oficial de justicia con un cerrajero. Abrieron la puerta e ingresaron. Esa puerta de entrada siempre está cerrada, porque muchas veces nos robaron y por eso la cerramos. Solo se abre cuando cambiamos el turno. Me sorprendió que no me haya llamado antes. Yo estaba llegando cuando pasó todo. Y por decisión del primer juzgado laboral a cargo Matías Pallito se dispuso el secuestro de los bienes. Les dije que ya llegaba, pero no me esperaron y procedieron. Así viví este desguace que no imaginaba’, culminó su relato Pedro Yélamo, el director de Radio La Voz que ayer dejó de salir al aire por un juicio laboral.

La radio quedó desmantelada, se llevaron todo. ‘ Los equipos, las consolas, los micrófonos, amplificadores, computadores y hasta los aires acondicionados. Quedó vacía la radio. Y lo peor de esto es que restituir cada consola cuesta 8 millones de pesos y en el remate se la pueden llevar por nada. Una suma que se imagina supera en muchísimas veces lo que se reclama (el ex empleado) y a lo mejor sale enajenado. Con un solo elemento de estos, alcanza la suma que él reclama. Espero que el juez cuando reciba este escrito, vea todas estas cosas’, finalizó esperanzado Pedro Yélamo.

DEJANOS TU COMENTARIO