Producción y control de calidad de alcohol en gel para su distribución en la Provincia


Esta tarea la realizó la Universidad Católica de Cuyo a través de la Facultad de Ciencias Químicas y Tecnológicas. La distribución la realiza el Ministerio de Salud Pública.


La Secretaría de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación a través de la Subsecretaría de Promoción de la Actividad Científica Tecnológica, decidió financiar la producción y control de calidad de alcohol en gel para que el Ministerio de Salud Pública realice la distribución en San Juan.

La producción se concretó en el Laboratorio de Control de Calidad Dr. Alberto Graffigna de la UCCuyo. Se logró formular un gel hidroalcohólico 70º desinfectante y realizarle controles de calidad fisicoquímico, microbiológicos y de estabilidad, logrando una rápida y constante provisión de cantidades considerables a los organismos que el estado provincial considere prioritarios como así también a la población de San Juan.

A raíz de la pandemia de COVID–19, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el lavado intensivo de manos con agua y jabón, dado que las moléculas anfipáticas contenidas en este destruyen la membrana del virus SARS-CoV-2.

De igual modo, se recomienda como un complemento para quienes no disponen de agua, por ejemplo, en la vía pública, el frotado de manos con alcohol en gel de concentración no menor a 70º.

Se prefiere este tipo de formulación por su practicidad, por el tiempo de evanescencia que logra y porque, al exhibir alta viscosidad, presenta menor riesgo de derrame que el alcohol líquido. Además, con el agregado de humidificantes en la formulación se prevé la deshidratación que causa el etanol en la piel.

Como consecuencia de estas recomendaciones, el producto que anteriormente no era de consumo masivo, aumentó considerablemente su demanda provocando el desabastecimiento en dependencias donde se lo requiere sin excepción, como en hospitales, centros asistenciales y servicios de seguridad provincial, donde sus trabajadores están expuestos y evidencian mayor riesgo de contagio. Asimismo, el precio de estos productos, tanto como el de sus insumos para elaborarlo se ha incrementado paralelamente a la demanda.

Por otro lado, se han detectado productos que circulan por la provincia que no cumplen con las recomendaciones de la OMS, ni especifican la formulación o bajo qué dirección técnica fueron elaborados, representando esto un peligro para la población que puede utilizarlos y no lograr la eficacia que se espera en su uso.

 

DEJANOS TU COMENTARIO